• ohmio cheto222
  • Facebook - Ohmio.Revista
  • Instagram - Ohmio.Revista

SACAR DEL CLOSET A LA DEUDA

El 25 de abril se realizó la presentación del libro “Una lectura feminista de la deuda. Vivas, libres y desendeudadas nos queremos”, en la Feria del Libro de Buenos Aires organizada por la Fundación Rosa Luxemburgo y Tinta Limón Ediciones. Se contó con la presencia de la antropóloga Rita Segato, Eva Reinoso -de la cooperativa de trabajo YoNoFui-, compañeras de la Asamblea de Mujeres de la Federación de Organizaciones de Base y las autoras Luci Cavallero y Verónica Gago. La Colectiva Furia y Euforia se hizo presente para compartir experiencias feministas y entramarnos a través de la escucha y la palabra. 

Las autoras desean que este libro tenga usos múltiples, en debates con organizaciones políticas, sindicales, comunitarias, educativas y feministas de todo tipo. Que sirva de excusa para iniciar intercambios nuevos y para profundizar un diagnóstico feminista de la crisis del presente. 


Todo libro es político y material de agitación de pensamientos. El que nos convoca hoy es una lectura de la deuda como dispositivo privilegiado de las nuevas formas de explotación y su articulación con las violencias machistas. 


Nos proponen sacar del closet a la deuda de cada quien, cada persona, cada hogar, cada familia, narrarla, conceptualizarla, para entender cómo funciona. Hacer visible de qué formas de vida se aprovecha y cómo interviene en los procesos de producción y reproducción de la vida. En qué tipo de territorios se hace fuerte. Qué tipo de obediencias produce. 


Nos proponen las autoras que a la deuda hay que hacerla visible y ponerla como problema común, desconfinarla, ponerle cuerpo, voz y territorio. 


Sacar del closet a la deuda es mostrar el modo en que ésta funciona para las mujeres, lesbianas, trans y travestis. Investigar qué se produce cuando las endeudadas, las que hacemos cuentas todo el día, somos mujeres, amas de casa, jefas de familia, trabajadoras formales e informales, trabajadoras sexuales, migrantes, habitantes de las villas, negras, indígenas, travestis, campesinas, estudiantes.


Sacar del closet a la deuda es entonces un movimiento político contra la culpa , contra la abstracción de la dominación que quieren ejercer las finanzas y contra la moral de buenas pagadoras con la que se propagandiza a los cuerpos feminizados. 


El gesto feminista sobre la deuda es tramar su desacato, estructurar un combate contra el poder de chantaje de las finanzas, porque feminismo es colectivizar cuerpxs que cooperan.


El libro es el resultado de una producción colectiva, de una investigación colectiva. Es una máquina política que se debate en encuentros y talleres que nos invitan a pensar la deuda desde distintos ejes.


Cuando decimos Vivas, libres y desendeudadas nos queremos expresamos una mirada feminista de cómo lo financiero produce explotación, obliga a endeudarse a las economías domésticas, sostenidas en su mayoría por mujeres, produce falta de autonomía y nos expone aun más a las violencias machistas.


Así vemos que las deudas son un modo de gestión de la crisis: nada explota. Todo implosiona hacia adentro de las familias, en los hogares, en los trabajos, en los barrios, la obligación financiera hace que los vínculos se vuelvan mas frágiles y precarios al estar sometidos a la presión permanente de la deuda.


La revolución feminista se ha desplegado con fuerza, desafiando las violencias machistas y lo doméstico como ámbito de reclusión. El movimiento de mujeres se consolidó como un actor social dinámico y transversal capaz de poner en escena las diversas formas de la explotación económica.

 

 

Temas relacionados

Please reload

ULTIMAS PUBLICACIONES
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS
Please reload