• ohmio cheto222
  • Facebook - Ohmio.Revista
  • Instagram - Ohmio.Revista

MEMORIA, UNIDAD Y JUVENTUD

En este año la unidad, la memoria y las juventudes fueron las protagonistas. La memoria para no olvidar, la unidad para defender la patria y les jóvenes en el centro de la escena revolucionando. Las disidencias, los colores, los pañuelos verdes y blancos juntos. Una unidad en la lucha, en la acción, en las propuestas y en la movilización. Si no nos une la memoria de nuestras tragedias ¿qué nos puede unir?

La plaza se nutre de personas. Algunas dentro de colectivos, en cánticos de pogos, otras en bici o chancleta, con sus bebés en changos, sus infantes en hombros. Su mate y sus banderas. Es una marcha donde cada año cada persona puede ocupar un rol distinto, un espacio diferente, para vivirla de forma única y no perderse aristas que por su magnitud es inevitable que suceda. 

 

Lateral derecho los partidos políticos, el izquierdo expresiones culturales, murgas, grupos de percusión, actuaciones, conformadas totalmente por mujeres o en su gran mayoría. Frutos de la unión de la memoria y la lucha feminista.

 

El blanco y verde son los colores que inundan los paisajes; le siguen el violeta, el rojo y el naranja. Símbolos que hacen que nos querramos sin conocernos. Pañuelos verdes en brazos, mochilas, cabezas. Los celestes se ven en los trapos de vendedores. Pero no en los cuerpos. Tensiones entre colores.

 

Remeras por $150 con Perón y Evita en pop art, choris, pan relleno de todos los gustos veganos. La Economía Popular da de comer a cientos de miles que recuerdan y no perdonan y no olvidan. 

 

En la cultura del encuentro, muchas agrupaciones que veo por primera vez, como la Forja de Avellaneda o el Cejus. Este último me sorprende y mucho. Consejo de Cristianos en el justicialismo, organización que jamás pensé ver, pero sólo por prejuicio. Hay de todo en la viña del señor.  

 

Familias enteras en el pasto y en el centro de la Plaza. Todas las generaciones juntas. Dos amigas toman mates y nos metemos, sus sensaciones sobre la poca-mucha gente y la realidad que se verá a partir de la foto del dron.  

 

Es verdad que pareciera que entre nosotres hay un poco más de espacio, pero confiemos en que es una sensación y que efectivamente el dron nos demuestra lo contrario.

 

La creatividad Poderosa siempre se hace muy presente, con sus juegos e intervenciones en la calle. La Garganta grita en sus afiches consignas que comparan aquello acontecido con lo que vivimos hoy y que NUNCA JAMAS seremos Macri. También reparte globitos, en este caso blancos. 

 

Las parejas militantes se aman más en esta fecha, se miran, se besan. Fotógrafes aprovechan a captar la memoria, por más abstracta que parezca es visible en esas tomas.

 

La remera que más se ve es la de  H. I. J. O. S. "Yo me pongo la remera: juicio y castigo", con su círculo rojo y la gorra militar. También circula mucho la del Nunca Más. La memoria impone la moda. Un día obligado para no olvidar. 

 

Se lee el documento. Miguel Santucho, a quien vimos el viernes en el ingreso a El Campito afirma: "no aceptamos que el lugar donde torturaron a nuestros familiares sea un lugar de paseo y esparcimiento. Convocamos a la unidad para que nunca más haya pobreza y hambre" . 

 

Se habla de la miseria planificada del macrismo, retomando la Carta Abierta a la Junta del ´77, último escrito de Rodolfo Walsh. Una abuela grita: "Te decimos Macri: basta de ajuste, represión y hambre. Desde esta plaza aplaudimos a las trabajadoras y a los trabajadores que se unen para enfrentar la desidia de este gobierno" y culmina con la consigna "Anticonceptivos para no abortar. Aborto legal para no morir", aplausos y arenga feminista. 

 

Madres y abuelas con el pañuelo verde, en su mayoría lo sostienen. Se nombra a las lesbianas, travestis y trans y se pronuncia sobre el aborto.

 

Iris Avellaneda se seca sus lágrimas en el escenario. Son varias las sillas de ruedas, los anteojos de sol, la fuerza. Nada las detiene a ellas.

 

Es inevitable no llorar en algún momento. Y sonreír al instante al saber que somos parte de un pueblo que se junta, resiste, lucha y vuelve.

 

Taty Almeida habla del logro de llevar a juicio el caso de La Tablada. Lo comenta brevemente: "En 1989 delitos cometidos por el Ejército dejaron un saldo de 4 desaparecidos, en plena democracia. El Ejército sostenía las mismas prácticas que en dictadura. Que los militares rompan sus lazos de silencio y el encubrimiento del poder judicial. El 12 de abril se cerrará el juicio y esperamos que haya justicia".

 

También se hizo mención en el documento al caso de Venezuela y se denunciaron los intentos de desestabilización por parte de EEUU.: "Que se respete el principio de autodeterminación de los pueblos. América Latina es tierra de paz".

 

El documento finaliza diciendo: "Es necesario recuperar una patria que gobierne para el pueblo. Tenemos que recuperar la patria por la que lucharon los y las 30.000 por la cual hoy estamos en esta plaza. La memoria y la unidad son las herramientas para recuperar nuestros derechos".

 

Además se enfatizó en la libertad de los presos y presas políticas y en que son 30.000 razones para recuperar Argentina. 300.000 personas concurrimos a esa Plaza de Mayo colmada, donde la nieta que es abrazada por su abuelo, el hijo que lleva a su padre y la amiga que fue por primera vez recuerdan para tener futuro. 

 

 

 

 

 

Please reload

ULTIMAS PUBLICACIONES
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS
Please reload