• ohmio cheto222
  • Facebook - Ohmio.Revista
  • Instagram - Ohmio.Revista

MÁS DE 700 PERSONAS ENTRARON A EL CAMPITO

A 2 días del 24 de marzo, más de 700 personas caminaron hasta el Campito, uno de los mayores Centros Clandestinos de Detención Tortura y Exterminio de la última dictadura cívico-militar que funcionó en Campo de Mayo. Es la primera vez que se realiza un acto de esta magnitud en el lugar en que cientos de miles de personas fueron torturadas y desaparecidas. "Si te mandaban al Campito ya estabas fusilado", comentaban militantes.  

La vegetación lastima, los cardos se pegan a la ropa, las ramas rajan la piel y al sacar las rosetas sus astillas  aguijonean los dedos. Imposible salir sin lastimaduras de El Campito. 

 

Pese a la abultada vegetación,  el lugar está muy distinto al 2006, como recuerda Juan Carlos "Cacho" Scarpati, oficial montoneros en 1977, que entró al lugar y reconstruyó la historia donde fue torturado durante 6 meses hasta que logró escapar y exiliarse en España. El documental Z4- El Campito relata la reconstrucción de esta historia, que tiene más silencios que verdades.    

 

Sin embargo, en el nuevo siglo el lugar se encontró muy distinto a la década del 70 ya que en 1979 las instalaciones de El Campito fueron destruidas previamente a la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. 

 

Campo de Mayo sigue siendo una extensa área militar de unas 4.200 hectáreas aproximadamente que hoy pertenecen a San Miguel, Tigre y San Martín. En uno de sus lados está conformado por 6 estaciones del tren Urquiza, 5 kilómetros. Se encuentran los sitios de memoria: "El Campito”, “Hospital Militar de Campo de Mayo”, “Las Casitas”, “Prisión Militar de Encausados de Campo de Mayo” y “Aeródromo Militar Agrupación de Aviación de Ejército 601”. Hoy funciona la Escuela de la Armada y la Gendarmería, una cárcel "VIP", que había sido cerrada en 2013 pero en 2016 se trasladaron de nuevo a 54 represores a la Penitenciaria donde no se habla de celda sino de habitación, donde se juega al voley, a distintos deportes y cuentan con un quincho para comer.

 

También el CEAMSE II, el Barrio Sargento Cabral con sus 2.000 habitantes aproximados, su Iglesia, Escuela, teatro y tantas otras cosas más que quien escribe carece de fehaciente certeza. 

 

Desolada la juventud atraviesa el campo pensando la cantidad de muertos que esconden esos árboles caídos. Intentan entender, ¿acá los torturaron? ¿ahora dónde están? Adolescentes que lloran por primera vez el genocidio de Estado del 70, al no comprender la deslumbradora ausencia de humanidad. 

 

Sentados en el pasto juegan con las ramas. Pañuelos verdes cuelgan de las mochilas junto al Nunca Más. El pin de Néstor, Chávez y Fidel. En la cima de la pequeña colina frente a las dos casitas, los cuerpos esquivan moscas y arañas.  

 

Escuchar a Iris que está emocionada emociona, nos dice: "A 43 años del golpe estamos en este lugar tan tétrico donde compañeros y compañeras dieron su vida por un país mejor. Este acto es de resistencia compañeros. En cada acto nos fortalecemos. Queremos un lugar de historia, un lugar de recuerdo, un centro cultural donde se haga memoria de lo ocurrido. En nombre del negrito prometo seguir luchando. Rescatar a los jóvenes comprometidos, miles de jóvenes participan en la militancia, en distintos lugares. Ellos mantienen vivas nuestras banderas. Estamos recordando, amando al prójimo. Pedimos cárcel común y efectiva. Tan poco sabemos de los casos. Muchos juicios están encajonados. El negrito vive!

 

Se lee un poema: Como siempre armados, como siempre de noche. Material comunista pudieron encontrar. Pero al sindicalista Floreal no encontraron. Un pueblo que no olvida, una historia que no se entierra, siempre estarás en nuestros corazones. Los cobardes genocidas que robaron tu vida pero no tu luz. En Iris quedó tu mirada de ensueño. 

 

Anteojos de sol, para no ver ojos que lloran. Mates que se acercan, compañeras que se secan las lágrimas. 

 

Victoria Montenegro, hija recuperada, nos cuenta: "Mi papá estuvo acá, yo desaparecí siendo una beba de 13 días, siendo María Sol. Mi niñez transcurrió por acá. Tanta violencia y tanto desprecio por la vida naturalizado. Se suponía que a todos los que les pasaba algo malo era porque en algo estaban. El amor nos hace diferente a ellos. Este gobierno se parece mucho, odian mucho, destruyen familias. Ellas lograron la resistencia como pueblo, estar juntos y cuidarnos mucho. Hoy necesitamos recuperar nuestros sueños. Hubo un Estado terrorista, no hubo una guerra. Nosotros no queremos repetir esa historia nunca más. La memoria floreció, hoy resiste. Nos fusilaron, nos torturaron y volvemos y volvemos cada vez mejores. 

 

Habló la Sobrina de Juan José Mosquera, delegado de Mercedes Benz, "Precisamos señalizar el horror, como también a sus ejecutores. Ya no queremos ocultamiento, ni silencio. El juicio por Mercedes Benz se paró por falta de presupuesto".

 

Miguel Santucho, del peronismo y sus padres del PRT exiliado del país nos relata: "Yo estoy buscando el cuerpo de mi madre y a un hermano que me fue expropiado. La experiencia del PRT llegó a crear una experiencia clasista y revolucionaria, la gran construcción que hicieron en las fábricas, muchos estuvieron acá, en El Campito. La importancia que tuvo en nuestra historia me permite estar profundamente orgulloso de lo que hicieron. Estuve exiliado en Italia, 5 de mis hermanos fueron víctimas del terrorismo y 2 fuimos exiliados. El sufrimiento nos hermanó con todos aquellos que atravesamos este dolor, es un tema profundamente sentimental lo que nos une. Nos reconocemos con una mirada y todos son mis hermanos. Las abuelas siguen, a pesar de la edad, para que todos nos encontremos porque el amor es invencible". 


Agustín Cintrangelo de HIJOS nos comparte, le habla a Iris: "Negrita acá estamos bancándote. Hijos e hijas organizados. Pretendieron borrar esa huella de lucha que hoy sigue tan vigente como antes. La dictadura tuvo la necesidad de exterminar a toda una generación, pero están hoy acá, entre nosotros y van a ser la fuerza para lograr la patria que soñamos. Queremos un espacio de memoria. A nosotros lo que nos diferencia de ellos es el amor". 


Iris recuerda que un día nos explicará la situación de todos los juicios. Sintetiza comentando que en la actualidad no existe un mega juicio, sino que pequeños juicios con causas separadas las cuales se dificulta en la obtención de testigos.

 

Remeras de H. I. J. O. S. La MATANZA, Nietos de Campana y Escobar, bandera del bachi popular y los bombos de la agrupación Macacha Guemes de Escobar. 

 

El documento leído culmina con: "La memoria no se privatiza. Campo de Mayo no se vende, se defiende! Ni olvido ni perdón, fue genocidio. Son 30.000!"

 

Rápidamente suena una guitarra de un nieto de desaparecidos, el Che salta en una bandera del Partido Comunista al ritmo de la música, "para que el que mete la mano en la lata acá en el río de la Plata no hay olvido ni perdón", canta.

 

Suena la marcha peronista, a continuación la internacional comunista y por altoparlante se recuerda que el sábado 13 de abril a las 9 hs. habrá una reunión en la UNGS para seguir con la organización y las consignas de Sitio de Memoria.

 

Se recorren las dos casitas que quedan en pie pero que en cualquier momento esos techos se derrumbaran. Se cuelga una imagen del Negrito Avellaneda, joven desaparecido por la dictadura.

 

Recordemos que el 21% de desaparecidos fueron estudiantes. El negrito, con tan solo 15 años militaba en la Federación juvenil comunista (FEDE). El negrito ahora vuela como él quiere. Su vuelo no es de muerte, es de vida sobre el nivel del mar. 

 

Nos vamos con la certeza de saber que más temprano que tarde ese lugar será un sitio de memoria, miles de personas lo visitaran para hacer memoria, para no olvidar. Y finalmente, se convertirá tanto dolor en más y más lucha. Tanta lucha que será un espacio fundamentalmente de vida. 

 

 

 

Please reload

ULTIMAS PUBLICACIONES
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS
Please reload