LULA LIBRE ¿Y AHORA?

Escribí para OHMIO en mayo pasado que Lula sería liberado de prisión. La decisión de la liberación de Lula es una grave derrota para los partidarios de la operación Lava Jato, la fuerte tarea comandada por Sergio Moro. La instancia de justicia fue tomada por el Tribunal Federal Supremo (STF), ésta examinará las acusaciones de parcialidad de Moro en el caso de Lula y puede anular las decisiones del ex Juez, hoy Ministro de Justicia de Bolsonaro.


Moro está acusado, en base a la información transmitida por The Intercept, de que ha trabajado para la condena de Lula descumpliendo su papel como juez. Este evento, en la liberación de Lula, tiene el impacto potencial de reorganizar toda la vida política brasileña y podría apreciarse desde el punto de vista de las derechas en dos episodios: una marcha, con ínfima adhesión, por ejemplo en San Pablo de mil personas y una insólita llamada telefónica de un comunicador de la poderosa TV Globo.

(Marcha em São Paulo contra la liberación de Lula – 09/11/2019)


El fracaso de la marcha expresa la decepción de antiguos seguidores de Bolsonaro, con las contradicciones de su gobierno. La llamada de Luciano Huck, de la TV Globo, indica un intento de recomposición del centro político y su construcción como figura humanizada dotada de preocupaciones sociales. A ver si esa maniobra logrará éxito.


Euforia en la izquierda


La Izquierda celebra la libertad de Lula con alegría, porque después de todo, esta es la primer gran victoria de este campo político desde 2014, cuando Dilma fue elegida. Desde entonces la Derecha ha podido construir un movimiento de masas que logró la destitución en 2016 y contribuyó a la victoria de Bolsonaro en 2018.


La proximidad de las elecciones municipales en Octubre de 2020 lleva a la necesidad de trabajar en registros separados: por un lado acordar la convivencia civilizada entre las diferentes facciones de Izquierda para lograr un frente más amplio que unifique los esfuerzos hacia 2022. Y por el otro hay que construir sabiduría política para operar esta distinción. Lula pudo circular por todo el noreste fortalecido por su coraje para enfrentar un arresto injusto y además por la memoria del pueblo de su gobierno perfecto: en 2010, después de 8 años en el cargo, obtuvo una impresionante aprobación del 96%, según los datos (anexo del periódico Folha de San Pablo, que siempre se encuentra con la oposición (http://datafolha.folha.uol.com.br/opiniaopublica/2010/12/1211078-above-expectatives-lula-encerra-mandato- best-rated-history.shtml)



Los posibles escenarios


La contradicción central de la extrema derecha en Brasil es manejar los desgastes del bolsonarismo, pero para establecer las bases electorales, necesitan operar la gigantesca máquina del estado y así proporcionar soluciones para el problema central del desempleo. Pero la movilización permanente y la tensión política dificultan esta línea de trabajo ¿Cómo hacer que ambas coexistan?


Los de derecha que intentan recomponer el centro político, ¿qué tienen para ofrecer al pueblo más que palabras? ¿Pueden construir una narrativa que permita separar su apoyo a las medidas económicas de Paulo Guedes de su oposición a Bolsonaro?


El proceso de elección interna del PT, que cuenta con 2,040,882 miembros elegibles, ha movilizado alrededor de 310,000 personas. (http://valterpomar.blogspot.com/2019/09/rote-para-balanco-do-ped-2019.html). Esto ha ocurrido antes de que Lula salga de la cárcel. Estos números expresan mucho y nos llevan a concluir que la izquierda dispone de los recursos políticos para resistir las más duras ofensivas del bolsonarismo.


Lula es la clave que explica el proceso social brasileño y sus movimientos, constituyendo reflejos y signos por donde caminaremos. En los momentos de crisis, como nos enseña Gramsci, dos partidos antagónicos se configuran: los del pueblo y los que están contra él ¿Podrá Lula reconstruir y ocupar el centro político destruido desde 2013? ¿De qué forma? Son algunas cuestiones que debemos tener en cuenta.

Por: Guilherme Basto Lima – Analista Internacional; https://twitter.com/@gbastolima

ULTIMAS PUBLICACIONES
ENTRADAS RELACIONADAS
  • ohmio cheto222
  • Facebook - Ohmio.Revista
  • Instagram - Ohmio.Revista