• ohmio cheto222
  • Facebook - Ohmio.Revista
  • Instagram - Ohmio.Revista

LA FAMILIA ABELERA EN EL MONUMENTAL

Abel Pintos se presentó en el estadio de River Plate y mucho se habló de las 40 mil personas que asistieron a cada show. Pero detrás de esos números hay historias. Gente que viajó desde lejos, personas que se animaron a ir solos al recital, algunos grandes, otros chicos, familias enteras y "la familia abelera" en su conjunto estuvieron de fiesta.

 Fotografía de: @phnatu.r

 

El sábado 16 y el lunes 18 de diciembre, Abel Pintos se presentó en el estadio Monumental para festejar sus 22 años con la música. Los artistas invitados Nahuel Pennisi (sábado) y Benjamín Amadeo (lunes) acompañaron a los que iban llegando, mientras se acomodaban en sus asientos. Abel compartió escenario con Marcela Morelo, Santiago Cruz, Malú, Andrés Ciro, y con León Gieco. El bailarín Hernán Piquín mostró su arte durante las canciones Tanto amor y Sin principio ni final. Hubo efectos especiales, cantó además en un escenario ubicado entre el público y fueron varios los lujosos cambios de vestuario. Cada show duró casi 3 hs. 

 

Pero si tuvieramos que hablar de la relación que Abel tiene con sus fans, ¿qué podemos decir? Así como la misa ricotera o los fans de la Mona Jimenez, por ejemplo, los fanáticos de Abel se reconocen con una palabra: "familia". El artista sostiene ese vínculo a través de las redes sociales, a las cuales le dedica tiempo, dando mensajes del estilo "tengamos un regreso tranquilo a casa" y en cada show le habla a su público para agradecer por el amor y el respeto que le brindan.

 

Existe un momento del espectáculo, en el que Abel recita una "oración" propia:"Que Dios los bendiga a todos y que la virgen los proteja con su manto, y si alguien no cree en dios o en la virgen que la vida, el éxito, la buena suerte, el universo o como cada uno lo quiera llamar los llene de felicidad porque venido al caso es exactamente lo mismo". Debido a la lluvia del sábado, no hubo tiempo para decir la frase, y los fans la esperaban. El lunes sucedió.


No habrá recital de Abel en el que no haya espuma de nieve, papelitos de colores, gorros, remeras estampadas, banderas y carteles con palabras de afecto. Ese fue uno de los temas discutidos en esta ocasión ya que no estaba permitido el ingreso al estadio con algunos objetos puntuales, como por ejemplo, aerosoles. Pero nadie les gana a los grupos de fanáticos. Era una fiesta y había que festejar a lo grande.

 

La familia se organiza con el transporte, se avisa si hay inconvenientes en la ruta, confía, planifica que van a hacer cuando Abel cante determinada canción, se cuida. En grupos de facebook que no son exclusivos de club de fans sino de seguidores del músico, luego del show del sábado hacían publicaciones como:"Para los que vayan el lunes, vayan bien comidos porque el pancho cuesta $100 y el agua $70", " si llega a llover lleven sus propios pilotos". Además, la gente que publica allí comparte fotos exclusivas, como por ejemplo de las plumas del saco de Abel. Saben que perfume usa, que le gusta comer, digamos que lo saben TODO. Y también muchas veces se pide por causas solidarias si algún seguidor lo necesita.

Fotografía de: @phnatu.r

 

Historias en torno a las  fechas de conciertos hay tantas como personas en esas butacas. La de Yamila y Esteban es una de ellas. Yamila tiene 31 años y le gusta Abel desde los 14. En una oportunidad, hace 2 años, tuvo que regalar las entradas que tenía para un recital, por motivos de salud. Para la función del sábado en River, tenía sólo una entrada para ella y su marido la esperaría fuera del estadio. Pero gracias a una persona "X" con la que Esteban estuvo conversando en las cercanías al Monumental, pudo compartir la experiencia con Yamila. Esta persona le regaló una entrada.

 

Entradas como obsequios de la vida, regalos de cumpleaños o aniversarios,  presentes que se hace uno mismo. Viajes de mayor o menor distancia, dependiendo en donde sea el show, pero las distancias tocarán, porque se lo acompaña en donde esté. En una entrevista televisiva, le preguntaron a Abel si su público tenía costumbres diferentes según el lugar donde se encontraba. Él respondió que sí, pero que reconoce dos tipos de públicos en un mismo concierto. El que vive en ese sitio, y el que viaja para verlo. Ya que es significante la cantidad de personas que lo hacen.

 

Y a la fiesta familiar no podían faltar la mamá y el papá de Abel, que se tomaron fotografías con quienes se acercaron a saludarlos, y con su hermano Ariel (músico de la banda) en el escenario junto a Abel, la familia estaba completa. Con gratitud, con alegría y con lágrimas de emoción, cada uno transitó el recital recordando momentos y liberando energía. Besos de parejas, abrazos de padres con hijos, nuevas amistades de conciertos, de eso se trató ABEL EN RIVER.

 

 OHMIO agradece a REVOLUCION AP - OFICIAL 💙 por compartir sus fotografías y sus historias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

ULTIMAS PUBLICACIONES
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS
Please reload