• ohmio cheto222
  • Facebook - Ohmio.Revista
  • Instagram - Ohmio.Revista

JUAN GRABOIS SE PUSO CAMISA

Para saciar rápidamente las ansias de agentes de la moda y del outfit, sí, Juan Grabois, referente de CTEP, se puso el martes pasado por primera vez una camisa. En la presentación de un libro de su co-autoría bromeó: "voy a hacer una intervención más bien académica, tanto que me puse una camisa". Es verdad, una camisa y un jean, ambos grandes y para sostener el talle ampliado, un cinto. Recuerdo la vez que contó su poca simpatía por comprarse ropa, y que suele vestirse con aquello que le donan/regalan. Un dirigente muy importante de la Argentina le sugirió que "le faltaba marketing" pero Grabois se resiste a ese tema, ya que "le gusta la gente que es de una sola pieza". 

Esta nota empieza bien en sintonía con la época de pos-verdad que transitamos. Sin embargo, en un acto de rebeldía, y como nos importa más el contenido que la forma, comentaremos las ideas, argumentos y explicaciones que circularon en la presentación del libro "La Irrupción de los movimientos populares "Regum Novarum" de nuestros tiempos" donde más de 400 trabajadores y trabajadoras de la economía popular coparon la sala Felipe Vallese de la CGT. Costureras, cartoneros, promotoras ambientales, agricultores familiares, referentes de organizaciones populares, las familiares del ARA San Juan y referentes del peronismo se encontraron en la histórica sede. 

 

La presentación se dividió en dos momentos. Primero quienes son referentes de movimientos populares y tuvieron la oportunidad de conocer al Papa Francisco realizaron comentarios sobre la experiencia de esas visitas al sumo pontífice, y luego en un segundo momento expusieron quienes son los autores del libro: Juan Grabois (CTEP-MTE), Gustavo Carrara (obispo auxiliar de Buenos Aires) y Alberto Molina (docente de la UNCUYO). Pasamos a comentar ambos momentos. Comenzaremos por los autores: 

 

Juan Grabois afirmó en reiteradas oportunidades que el papa los valora mucho más a los sectores más humildes que a las élites y contrapone con el pensamiento de los políticos de carrera que, según el abogado, "todavía no nos ven". Argumentó la idea de la siguiente forma: 

 

"Y ese hombre que sabe que no le suma apoyarnos lo hace, porque no especula. El papa tuvo la voluntad de sacudirse sus propios prejuicios. De pensar profundamente cómo vivían los compañeros. No tuvo un pensamiento estático. Los encuentros fueron un diálogo. Y ahí surgió la consigna de las 3T. La idea de las 3T es un Programa Político en el sentido de la transformación hacia el bien común. Significa una denuncia social y la nueva bandera de nuestras luchas. Son los descamisados del presente. Nuestras organizaciones son al siglo XXI lo que los sindicatos, la CGT fue al siglo XX, un canal para la formulación de las reivindicaciones más profundas de los más postergados". 

 

Afirma que los sindicatos tradicional no nacieron desde la legalidad y que luego fueron conquistando derechos. Al referirse a los trabajadores de la economía popular, afirma que todos sus compañeros se ganan el pan sin patrón y que son excluidos no solamente del mercado laboral sino de los derechos que tras el derramamiento de sangre se supo conquistar. Y sobre el futuro sostiene:

 

"Estoy convencido que va a ser durísimo el camino para que los nuestros vivan con dignidad. Millones de personas invisibillizadas como trabajadoras, identificadas sólo como pobres o beneficiarios de algo, pero nunca como trabajadores. Estos compañeros son por lo menos son 5 millones. Cuando hablamos de trabajo hablamos de 5 millones. Cartonean, hacen costura, venden en la calle, pescadores artesanales, hombres y mujeres que producen la tierra".

 

Siguiendo con los derechos postergados, Grabois recuerda el debate que lanzó hace unas semanas sobre la necesidad de limitar la posesión de tierras y se autocensura para hablar de la Reforma Agraria, la marketinea y la nombra "reperfilamiento del campo", nos reímos.

 

"En manos de los movimientos populares está el futuro del mundo dice Francisco y yo le creo. Ese sujeto social denuncia, grita, clama como puede y molesta mucho porque abofetea a una sociedad anestesiada. Pedimos muy poco y este sistema no lo puede resolver, no lo pueden ni oír.  Un pedacito de tierra, un techo, un laburo. Cuando eso toma integridad y empieza a tomar volumen ya no les gusta. Epopeya ética tiene que ser la política número uno del gobierno que viene. Las 3 T es un programa Político".

 

Se vuelve a autocensurar para hablar de las reformas pero detalla todas las medidas para llegar a lograr o acercarse a lograr las 3T.

 

"Hay una ceguera cultural muy grande que hace que no valoren todo lo que los movimientos populares hacemos. Los movimientos populares no surgimos para contener, ese rol que nos quieren asignar de repartidores de comida no surgimos para eso, surgimos para transformar la realidad, para desarrollar la economía popular, la soberanía alimentaria, la integración urbana y para terminar con la miseria. Para eso surgimos, para eso luchamos. No vamos a ser los administradores de la emergencia alimentaria para siempre. Vamos a hacerlo hasta que se termine la emergencia, pero no vamos a aceptar que se nos asigne constantemente desde el poder ¡Sigamos luchando!", Juan Grabois. 

 

Alberto Molina (docente de la UNCUYO) expuso en línea con su intervención en el libro lo que plantea Francisco acerca del cuidado de la Casa Común. Afirmó que la propia crisis ecológica reproduce las desigualdades sociales ya que son los más pobres los que menos generan residuos y los que más sufren las consecuencias de la contaminación. Es así que Molina define a la Encíclica Laudato SÍ, del 2015, como un llamado a la convivencia urbana ya que intenta incidir en el cambio climático. "Hay una sola crisis socio-ambiental para combatir la pobreza", afirmó el docente. "El paradigma tecnocrático es una mentira, dañar el medio ambiente es dañar a la humanidad misma. El extractivismo nos va degradando como sociedad", afirmó el mendocino. Además sostuvo, en línea con la propuesta papal, que los excluidos no sólo son excluidos sino sobrantes, definió al trabajo como actividad creativa y remarcó que el trabajo tiene la vitalidad de Dios ya que es una tarea de co-creación.

 

También el docente mencionó que Francisco "promueve el sindicalismo, la unión de trabajadores. El ecologismo integral. Plantea la ecología cultural, ecología económica. Plantea la necesidad de la belleza en las ciudades, no encerrarse en barrios ni guetos, no erradicar barrios populares (152 de Laudato SÍ). La sociedad integrada". Además, sostuvo en línea con la propuesta del papa "generemos la cultura del encuentro. Diálogo como acción concreta. Diálogo - diálogo - diálogo. Todos tenemos algo bueno que aportar. La subordinación de la política a la economía y esta no debe someterse a la tecnocrático". Recordó a Berta Cáceres y manifestó que fue asesinada por defender la Casa Común. Culminó su intervención afirmando que el papa nos invita a la valiente revolución cultural.

 

El último de los autores en hablar fue Gustavo Carrara, obispo auxiliar de Buenos Aires. Afirmó que los barrios tienen mucho para aportar a la integración urbana ya que muchas veces solucionan las cosas que no soluciona nadie. "Dios creó todas las cosas para que todos podamos disfrutarlas", sostuvo el obispo y afirmó que para una patria mejor necesitamos de los movimientos populares, que traigan propuestas. "El Estado tiene que entrar en diálogo y esa comunidad puede ofrecer caminos bien concretos. Para vivir con dignidad necesitamos: tierra, techo y trabajo", concluyó Carrara.

 

Las intervenciones de referentes de la construcción cooperativa y comunitaria fue sumamente enriquecedora. Abrió el panel Jorge Sánchez, presidente de la Federación de Cartoneros comentó sobre el papa: "a nosotros él nos mostró la humildad y el trabajo". Y remarcó la importancia que le atribuyó el sumo pontífice a las "experiencias de salvación comunitaria", como él nombra a los espacios que son gestionados por movimientos populares.

 

Natalia, de la Corriente Villera independiente, de la Villa 21 24, nos contó que el Papa les dijo que él les depositaba la necesidad de que los movimientos populares levantáramos la voz por aquellos excluidos que son quienes más sufren.


Mónica Crespo de Vientos de Libertad afirmó "Tuve la gran oportunidad de pasear el carro cartonero por Roma. El papa me dejó amor, y eso me hace dar amor. Nos dijo que éramos artesanos de la vida y me emocionó muchísimo. Mi hijo tenía problemas de adicciones. En Río, Brasil, llevó la virgen cartonera, y todo ese amor lo salvó. El amor te cambia la vida, te da las palabras justas. Todos juntos si, separados no". Mónica maneja una cooperativa en Rosario donde trabajan más de 480 familias. Ella define al espacio de la cooperativa como un lugar de encuentro, donde además de trabajar se crea comunidad, compañerismo, familia. 

 

Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, más conocido como Chuky, nos cuenta: "hay distintas formas de aproximarse a Francisco, a mí me conmueve pensarlo como par, como militante popular. Nos reconoce como sujetos transformadores. Nos dio mucha claridad en esta última etapa. No hay civilización posible sin dignidad y sin la dignidad del trabajo. Francisco es una guía para la acción y hacer un mundo mucho más justo".

 

Jackie Flores, referente del MTE y de las Promotoras Ambientales con lágrimas en los ojos nos dijo: "Son muy pocos los momentos donde brota tanta emoción. Es tan sabia la economía popular que es creadora. Los que venimos de abajo hemos tenido la posibilidad de la elección de estar en este camino del feminismo popular que es consensuado de abajo para arriba, y no permite que nadie nos falte el respeto. Tenemos este convencimiento de que es hasta la última, hasta el último de los nuestros".

 

El Secretario General de la CTEP, Esteban "Gringo" Castro comentó: "El Papa antes de bendecir pidió que lo bendigan. Así demuestra que la lucha es desde abajo hacia arriba. Cuando fui a conocerlo no sabía con lo que me iba a encontrar. En los encuentros pudimos discutir con movimientos populares de todo el mundo, que están viviendo situaciones muy parecidas a las nuestras. Y cuando escuchamos al papa que dijo: los pobres ya no esperan a nadie, estudian, trabajan, se organizan. Eso tiene una potencialidad enorme porque rompe con "pobrecitos los pobres", los pobres son los que se organizan y transforman la realidad. En el segundo encuentro nos define como poetas sociales. De sentirte un choriplanero a que te digan poeta social te eleva el autoestima. Además, reivindicó a la madre tierra, a la organización popular y la verdad que nosotros recibimos palos constantemente. Yo quisiera que esos que nos critican vengan a ver dónde y cómo vivimos. Hay que estar muy alertas porque desde los medios nos quieren dividir. Francisco hace un planteo desde lo integral, por eso plantea los lugares que construimos desde las organizaciones como los espacios de salvación comunitaria. Eso van a querer romper desde los medios y desde los espacios concentrados de poder".

 

 

Por: Mercedes García

garcia.mercedes.m@gmail.com

Comunicadora popular y maestranda en Economía Social

 

 

 

Please reload

ULTIMAS PUBLICACIONES
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS
Please reload