• ohmio cheto222
  • Facebook - Ohmio.Revista
  • Instagram - Ohmio.Revista

FÚTBOL PARA POCOS

Dos versiones distintas. Por un lado un joven clase media que poco le importa el resto de la gente y por otro, un niño de cualquier punto del país que su única actividad de recreación era mirar a sus ídolos los fines de semana por tv.

 

CARTA 1

Estimado Presidente:

 

Mi nombre es Andrés, vivo en San Miguel y le escribo para darle mi opinión sobre el fútbol para todos. Le digo la verdad, a mi no me importa, ya soy grande. De última pago el adicional del cable, me la rebusco o saco algo la guita de algún lado. No es caso de vida o muerte. Aparte tengo varias opciones, voy a lo de algún pariente que pague y listo… en todo caso me saldrá una docena de facturas. La otra opción es quedarme en casa viendo Netflix en mi smarth tv de 42 pulgadas. Y si no, bueno, salgo, paseo, aprovecho el fin de semana para pasarla con amigos o familia. Total, el gobierno y la sociedad que lo respalda tiene razón, el fútbol lo tenemos que pagar de manera individual y privada. No de manera colectiva con mis impuestos. Con mis impuestos se hacen grandes obras, como metrobuses, asfaltos y sin ir más lejos quizá lleguen las cloacas algún día. Con fútbol no se mejora la vida, con agua y cloacas si! El que quiere ver fútbol gratis que vaya a Cuba!!  Así que bueno, espero que el gobierno deje de subsidiar el fútbol y en la puerta de mi casa, sobre calle de tierra, pase el metrobus! Seria genial. Con la plata que el Estado destinaba al fútbol, se podrán construir jardines, escuelas y hasta clubes de barrio. Donde en vez de mirar por tv el juego, podremos ser parte de él ¡Es Estupendo!

 

Y ahora que lo pienso bien, son solo 300 pesos por mes que se le agregan a los mil del paquete básico, quizás deje de lavar el auto una vez por semana y lo lave una vez por mes, total con que esté un poco sucio, no pasa nada. Ya lo pasé, cuando subieron todas las cosas dejé de comprar pizzas en la rotisería ¿Y sabe qué? Aprendí a amasar y hasta me salen más ricas que las del gordo chanta del pizzero. 

 

 

CARTA 2

Querido presidente:

 

Mi nombre es Carlos, como Carlitos Tevez, aunque es más por mi abuelo. Todos los domingos, nos juntamos con los chicos del pueblo para ver el partido. Yo en casa no tengo tele, voy a lo de Juan, en caballo. Sino mi papá nos lleva temprano en la moto y antes de ver el partido jugamos en la cancha chica, al lado de los grandes. Ellos cuando termina el partido se van al único bar del pueblo. Tanto para ellos como para nosotros es la única diversión que tenemos en la semana. Ahora que Carlitos se fue de boca me puso triste, porque él era mi ídolo. Igual me gusta ver por la tele a Gago o Pavón. Igual no sólo miro los partidos de Boca, me gustan ver los de Racing, Velez, Rosario Central. Creo que soy hincha de todos los equipos menos de Riber!

 

Querido presidente, por eso ahora que ya no voy a poder ver el partido, no voy a poder ir más los domingos con mi papá a la casa de Juan. Estoy un poco triste, porque ver los partidos era mi única diversión. En casa tenemos una tele vieja, pero no llega el cable. Pusimos TDA pero no se ve bien porque no tenemos una antena buena, mi papá dice que es muy cara, pero a mí no me importaba porque sabía que el domingo nos juntábamos con todos mis amigos en lo de Juan. Ahora no sé si voy a poder ir. Y ya no sé si voy a seguir siendo hincha de todos los clubes, porque mi papá dice que tenemos que pagar mucho para ver, dice que son como mil pesos por mes, que es lo que le paga Don Rómulo por semana para trabajar en su campo. Don Rómulo es bueno, tiene muchas vacas y mucho campo. Si le pregunto me va a dar trabajo, no me va a pagar tanto como a mi papá, pero si capaz me alcanza para poner la antena de Dirctv y pagar los partidos. Voy a tener que trabajar mucho y esforzarme señor presidente, porque de la escuela me tendría que ir al campo. Mi mamá no quiere, dice que lo escuche por radio, que no joda. Ella está decepcionada porque lo votó a usted y ahora que me ve triste se pone furiosa. Ojalá señor presidente lo sigan pasando al partido, por lo menos los de Boca! Sea buenito por fa!

 

 En Japón van a poder ver fútbol para todos gratis.

Me imagino al joven de clase media, quizá con unos kilos de más, con un  auto modelo 2000 bien lavado y encerado, seguramente rojo, seguramente se cree el más piola de la cuadra y es muy probable que trabaje como un esclavo todos los días por un mísero salario, pero su “gen argento” hace que si “hay pobreza que no se note”. Van a acusarme de que estigmatizo a la gente, que no es serio. Sí lo hago. Y sí, no es serio. Pero son cosas que pasan en nuestra vida cotidiana.

 

En cambio me imagino a un niño del interior del país, ya que usa caballo para movilizarse (podría ser en alguna villa miseria del conurbano). No tienen recursos extras para pagar el cable, mucho menos el fútbol, aunque el niño dice tener voluntad para trabajar con su padre y pagar de su bolsillo el fútbol con tal de ver feliz a su familia. El padre trabaja con un terrateniente que lo explota, pero el niño en su visión buena de la vida no distingue el bien del mal, por eso le pide de corazón a Mr. President que recapacite, que sea buenito.

 

Yo me pregunto, quizá un poco ingenuo como el niño, ¿por qué se debe abonar un adicional? Sinceramente estoy colgado del cable, a veces pongo los canales deportivos y pasan partidos de la otra punta del mundo, ligas que no le importan a nadie, ni en sus países importan : La Liga española, el Calcio italiano, la Liga 1 Francesa! La Bundesliga! La MLS de EEUU? La Liga China??? Seguramente los gorditos y los niños deben pagar un adicional para ver el fútbol por tv en su país. Aquí con solo acceder al paquete básico de cable vemos el partido del Toulouse vs. el Lile, que define la liga con sus grandes estrellas (es ironía). Cosas contradictorias del capitalismo moderno.

 

 

 

 

 

Temas relacionados

Please reload

ULTIMAS PUBLICACIONES
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS
Please reload