• ohmio cheto222
  • Facebook - Ohmio.Revista
  • Instagram - Ohmio.Revista

DEL FRÍO AL CALOR

Como siempre, seguimos persiguiendo nuestro sueño de algún día tener un barco, no pido mucho, un barquito de 12 metros con un buen motor y buenas velas para ir muy lejos. Como no es tan fácil, en el trayecto para tenerlo se nos ocurrió a mi novio y a mí hacer un voluntariado en Miami ya que hay muchos barcos rotos por el huracán y tal vez uno de esos podría ser nuestro.

 

Fuimos a una escuela de navegación al sur, exactamente en los callos Key. Huimos del frío de California para refugiarnos en la cálida Florida.

 

Llegamos a nuestro próximo hogar, allí encontramos chicos de diferentes países, viajeros con ganas de aprender a navegar y poder ahorrar un poco en su viaje ya que en un voluntariado trabajas 5 horas a cambio de casa y comida y aprendes algo. Les cuento que al final navegamos muy poco y nos las pasamos trabajando mucho en proyectos que la verdad no era lo que queríamos, ni el tipo de americano que queríamos hacer amistad. Lamentablemente al surde Estados Unidos siguen habiendo personalidades racistas, machistas y hasta homofóbicos. No por parte de los viajeros pero si por parte de los managers. Fue horrible escuchar conversaciones de este estilo o escuchar de la boca de un joven de 23 años decir que“la esclavitud servía económicamente para los dueños de las tierras” y lo peor era no poder participar demasiado o decir lo que pienso, por no tener un  inglés fluido. Es muy difícil decir lo que piensas en otro idioma.

 

En nuestro viaje por California conocimos a Sandra, una argentina de mamá argentina y papá peruano, que viven en Florida, cuando conocimos a Sandra le contamos nuestro plan de ir a Miami a buscar barcos desbastados por el huracán y poder reconstruir uno, Sandra nos dijo: _ya está vienen a pasar navidad a casa conmigo y mis papis!! Ya sí fue…lo dijo lo hicimos, nos fuimos del voluntariado y nos fuimos a pasar navidad con argentinos y peruanos que fue el regalo más lindo, poder hablar tu idioma y hacer chistes y que te entiendan, ver a los tíos de Sandra dormirse después de las doce en el sillón luego de algunas botellas de vino, comer como loco la ensalada rusa, la pata de jamón con piña que cocino su primo, una navidad en familia fue el regalo más lindo. Eso es lo cálido de la Florida, los latinos por todas partes, los cubanos siempre felices, los colombianos que te sacan a bailar y la gente que cuando vas a bailar, baila y no se quedan sentados hablando de nada. En otros países, a muchos no les gusta bailar. Esta es la comunidad de aquí, puertoriqueños, dominicanos, hondureños, haitianos y de todo centro y sudamérica y me encanta.

 

En todo este tiempo no hemos encontrado barco habitable por lo menos y la verdad que no tenemos el dinero para empezar una vida en barco y aveces hay que trabajar y así lo hicimos- Con nuestra hermosa experiencia de navegación nos propusimos buscar trabajo y como siempre (dice mi mamá) lo encontramos. No es un barco con mástil y vela y hace mucha polución, pero es temporal y ahora aquí vivimos, en este yacht de 30 metros. Yo soy chef y me encargo del interior y mi novio 1st mate, el segundo del capitán. Se acabaron las vacaciones, a laburar y bien duro. Tenemos una capitana mujer y francesa, lo cual es genial y ahora estamos preparando el barco para irnos la próxima semana a las Bahamas y recibir a los dueños allá, y bueno a ver si les gusta mi comida.

 

Les dejo un video que armamos con mi novio! Espero les guste. 

 

 

 

Temas relacionados

Please reload

ULTIMAS PUBLICACIONES
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS
Please reload