• ohmio cheto222
  • Facebook - Ohmio.Revista
  • Instagram - Ohmio.Revista

ABORTO LEGAL: UNA MIRADA DESDE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS

Hoy se presenta por 7ma vez en el Congreso de la Nación el proyecto de Interrupción Voluntaria del embarazo (IVE), elaborado por la Campaña Nacional por el derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, el amplio espacio federal que agrupa a cientos de organizaciones  en la lucha por el derecho al aborto en todo el país.

 

El movimiento feminista logró instalar el aborto como un tema de salud pública desde hace un largo tiempo.  Hoy esa lucha se potencia y multiplica con la gran movilización del feminismo en el mundo y en particular en Argentina. Comparto un análisis del aborto desde las políticas sociales y el carácter de la agenda pública y gubernamental que tomó el tema.

 

¿Desde qué dimensiones institucionales puede ser sostenida y argumentada la cuestión del aborto para que sea problematizada socialmente y que, de tal  proceso se llegue a la implentación de una política pública que responda a la demanda que requiere la despenalización, legalización y gratuidad del aborto en Argentina?

 

¿Cuáles son los ámbitos que obstaculizan la problematización de este tema? ¿Los discursos o argumentos provienen de lugares de antogonismo o posiciones irreconciliables? ¿Existen coincidencias que permitan el avance hacia una resolución o respuesta al problema planteado?

 

Recurrí al marco teórico vinculado  a la Administración y Políticas Públicas [i] para dar sustento a un incipiente  análisis que permita indagar en  el proceso de las políticas estatales y en  la formación de la agenda.

 

En cuanto al tema específico del aborto en Argentina se consideraron materiales informativos y trabajos  que  dieran  cuenta del recorrido y que además visualicen el camino transitado por esta  cuestión - en especial respecto del acceso al aborto como un derecho- desde diversos ámbitos, como el derecho, la salud, los medios de comunicación, el feminismo, la religión.

 

Cuando se habla de una política pública es necesario por un lado  prestar atención a la formación de la agenda y a la definición de un problema como público. Se tomaron conceptualizaciones propias de la administración pública.

 

En las definiciones las políticas públicas son parte de un proceso social, el Estado es un actor más; pero un actor particularmente importante por su posibilidad de producir consecuencias y repercusiones al interior mismo del Estado, introduciendo nuevas  prácticas y funciones, asignando recursos, atribuyendo competencias, en apariencia, meramente burocrático, expresas a partir de estas repercusiones internas que dan cuenta de la interacción  del proceso social en relación al Estado, en que este último tomo la decisión de posicionarse frente a una cuestión (O´Donell: 1981).

 

Es decir,  la toma de posición del Estado sobre una determinada cuestión es un factor decisivo y de importancia para que otros actores adopten o redefinan posiciones. Las políticas públicas  son  una toma de posición  por  parte del Estado que intenta dar resolución a  una cuestión, la cual no es univoca, ni permanente, ni homogénea ya que debe poder incluir las diferentes posiciones de los actores, logrando cierta coincidencia y evitando grandes contradicción  que no permitan encontrar puntos en común para el accionar del Estado (Villanueva : 1984).

 

En relación a la cuestión del aborto esa toma de posición del Estado debiera ser considerada desde puntos de coincidencia como el aspecto sanitario. Según el Ministerio de Salud de la Nación, la primera causa  de muerte de mujeres gestantes está vinculada al aborto en condiciones de clandestinidad y un gran número de internaciones por complicaciones post aborto trepa a la cantidad de 60.000 mujeres al año[ii]. En el caso de tomar posición respecto de esta problemática desde este lugar debieran  limitarse las voces en contra del derecho al aborto  ya que se  presentan cifras y estadísticas  con argumentos validados por diferentes organismos institucionales  de una situación que  demanda urgente atención.

 

En aspectos vinculados a cuestiones de principios, éticos, morales, religiosos se reducen las posibilidades de coincidencias. De esta forma la toma de posición del Estado se torna más conflictiva y con menos capacidad de posicionarse de forma resolutiva frente a una cuestión y el resultado muchas veces se traduce en inacción, omisión o indiferencia frente a una problemática que demanda la atención gubernamental.

 

Otras de la definiciones conciben a las políticas estatales como un conjunto de acciones y omisiones que manifiestan una determinada modalidad de intervención del Estado en relación a una cuestión que concita la atención, interés o movilización de otros actores en la sociedad civil. En este punto se hace necesario exponer algunas preguntas: ¿Es el aborto una cuestión que concita el interés? ¿Existen políticas públicas en relación al aborto?

 

Para que existan estas tomas de posición desde lo gubernamental es fundamental la definición de problema público acerca de una determinada  situación, pero no sólo basta este posicionamiento, sino que el proceso que resulta de una política pública incluye diversos elementos que van desde la aparición de una determinada cuestión problemática, en este caso el aborto, hasta su resolución o intento de resolución a partir de una política pública.

 

Acá es necesario pensar los  diversos lugares  desde dónde se  enuncia el aborto. Por un lado se afirma como un problema que el aborto no sea legal  y allí aparecen numerosas situaciones mucho más específicas, como  el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos, estadísticas de muerte materna por abortos clandestinos, acceso a información en situaciones de pre y post aborto, embarazo adolescente, acceso a la educación sexual integral  y salud  reproductiva, el cumplimiento de los casos de abortos no punibles, la despenalización  y legalización del aborto como también  el  acceso gratuito a su práctica. Por otro lado aparecen las  voces contrarias al aborto las cuales instalan también la cuestión y se transforman en parte del proceso de problematización social acerca del aborto legal en Argentina.

 

Las diferentes posturas dan cuenta de que no existe una sola situación a resolver, ni tampoco muestran  que haya una toma de posición por parte del Estado para que se resuelva un problema de forma unívoca y homogénea.

 

A saber, la cuestión que se plantea  muestra en diferentes y distintos niveles que concita la atención de numerosos actores sociales en pos de su interés particular (ideología, religión, moral), en otros casos en relación a un interés más general (la salud pública, los derechos sexuales y reproductivos).

La cuestión del aborto en Argentina cuenta con voces diversas e incluyen numerosos argumentos entre ellos los provenientes desde el  ámbito de la salud, que consideran su ilegalidad como un problema sanitario ya que pone en riesgo de muerte a las mujeres que recurren a interrumpir un  embarazo en forma clandestina[iii].  Desde espacios del feminismo se da importancia a la autonomía de las mujeres, al derecho a decidir sobre sus  propios cuerpos, se cuestiona la idea de la maternidad como algo impuesto.

 

En ámbitos vinculados al derecho se pueden mencionar a los que hacen referencia a convenciones y pactos internacionales los cuales son garantes de los derechos de las mujeres[iv], los casos que sentaron presentes para el acceso a abortos no punibles.

 

También surgen actores que se identifican con el aborto desde distintos principios o concepciones contrarias al derecho a la interrupción del embarazo . Por ejemplo, en el ámbito de la salud aparece la “objeción de conciencia” una forma de reconocimiento de derecho  a los profesionales de la salud a no intervenir profesionalmente por razones como suelen ser las ético-religiosas. En contraposición a estas practicas están presenten las figuras de las consejerías pre y post aborto en hospitales y centros de salud de la provincia de Buenos Aires. Si bien no abarcan todo el sistema de salud, no son difundidas ni incentivadas desde el interior de los ámbitos sanitarios - a excepción de los equipos conformados por profesionales  que garantizan el acceso a las interrupciones legales . Además se cuenta con la presencia de consejerías desde ámbitos vinculados a la lucha por el aborto legal instalando servicios de acompañamiento que muchas veces funcionan en lugares pertenecientes a organizaciones sociales.

 

En relación al ámbito jurídico la  referencia es el Código Penal Argentino en su art. 86, vigente desde 1922 que garantiza el acceso al aborto no punible en:

 

1°. Si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida de la mujer  encinta, no es punible.

2° Si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor sobre una mujer idiota o demente (…).

 

 

Entre otras herramientas se puede mencionar la Guía técnica para la Atención Integral de Abortos No Punibles con contenidos indicados por la corte suprema y si el rango de resolución ministerial que imposibilita  la accesibilidad sistemática en casos de abortos no punibles[v]. Así mismo, intervienen actores del ámbito jurídico  que impiden la realización del aborto no punible, negando  o retrasando la realización de la interrupción del embarazo.

 

Se pueden mencionar casos de judicialización a los pedidos de interrupción del embarazo por causales como la violación, riesgo de muerte o de salud, en los que se negó o retrasó su realización , como el caso de una niña víctima de abuso en el cyal un comité de bioética de un hospital zonal de la localidad de Moreno del conurbano bonaerense que negó la realización de la interrupción. Sin embargo el aborto se pudo realizar por una va alternativa, obligando a la niña y su familia recurrir a la clandestinidad acompañadas por espacios del feminismo que luchan por el derecho al aborto legal. O el caso de María Acevedo  quién fallació después de transitar un embarazo de riesgo para su vida ya que padecía cáncer, la mujer solicitó interrumpir la gestación el cual le fue negado.

 

Ejemplos como los de carácter religioso sostienen el derecho a la vida desde la concepción, negando la posibilidad del aborto como un derecho de las mujeres, sin embargo también en el seno de la religión católica surgen grupos identificados visiblemente por su identidad cristiana y feminista  visibilizando su apoyo al derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos.

 

En la cuestión del aborto interviene centralmente el discurso construido por una sociedad machista y patriarcal que está presente en diferentes aspectos de la vida instalando prácticas y costumbres, aprendizajes y /o conductas que focalizan en negar la capacidad de decidir de los cuerpos feminizados  señalando de forma prejuiciosa a quienes no desean gestar y de igual manera  a quienes interrumpen una gestación.

 

Los medios de comunicación también muestran la diversidad de la cuestión desde la visibilización de la cuestión, como puede ser la difusión e  información sobre salud reproductiva, embarazo adolescente, casos de judicialización de abortos no punibles desde un abordaje respetuoso de los derechos reproductivos y sexuales pero también son los mismos medios de comunicación que  introducen discursos diversos y homogéneos que sostienen, avalan, potencian las diferentes posiciones contrarias en torno a la legalización y despenalización del aborto[vi].

 

Retomando el marco teórico sobre políticas públicas y el proceso de  formación de la agenda se torna necesaria la mención al  problema y la forma en que el aborto es respaldado por organizaciones con gran referencia social. El debate del aborto cuenta con voces dispersas y opiniones que se dividen. Es un problema que demanda solución y en donde se pueden observar las relaciones entre Estado y Sociedad. Se puede afirmar que la cuestión es problematizada por la sociedad en tanto diversas voces en consonancia, en oposición y en construcción o ensayando una posible posición alrededor del asunto.

 

Que una cuestión forme parte de la agenda se traduce en la  toma de una  posición por parte del Estado. Sin embargo es necesaria la distinción de las dos agendas que  muestren el trayecto que una cuestión debe realizar desde su aparición como problema hasta su solución a partir de una política pública concreta.

 

Por un lado la Agenda Pública es la que  define una cuestión de forma general y amplia, tiene una denominación genérica, en nuestro caso “el aborto”. La cuestión se instala a partir de su  construcción como problema público, es decir, que un asunto alcance un grado de atención, visibilidad o interés en una comunidad política significa haber sido considerado por la mayoría de lxs ciudadanxs como merecedor del involucramiento del gobierno  y caer en el ámbito de las obligaciones constitucionales del Estado.

 

Parecieran ser elementos con los que cuenta la problemática del aborto en Argentina ya que a diario (con mayor presencia en las últimas semanas) se expresan en la agenda diversas voces y  argumentos. Una  cuestión socialmente problematizada de inmediato toma carácter de problema público y asume características que la hacen plausible de traducirse en una política estatal.

 

La  agenda gubernamental puede entenderse desde el lugar que ocupa un problema o demanda social. Si bien hay cuestiones que llegan a la agenda de gobierno a partir de su visibilidad entre la ciudadanía y su problematización hay otras que no logran ocupar ese lugar.  El que una cuestión este en agenda de Gobierno o no,  se traduce en que existió una toma de posición, una posible solución al problema por parte del Estado (Villanueva: 1984). Sin embargo ello no implica ni adelanta cuáles serán esas decisiones o posibles soluciones. La incorporación a la agenda pública también puede entenderse como la decisión de no omitir o no evadir hacer mención al tema.

 

Si bien, la demanda global y general es la que caracteriza la presencia de una cuestión en la agenda pública y el paso de esa cuestión a  la agenda gubernamental está identificado por las definiciones técnicas, teóricas,  diseño y ejecución de políticas.

 

La cuestión del aborto está transitando un camino distinto. Transcendió la cuestión socialmente problematizada desde hace un tiempo, el cual se puede remontar al año 2007 cuando se realizó la  primer presentación del proyecto de ley IVE por parte de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, organización nacional que agrupa a cientos de organizaciones en la lucha por el derecho al aborto[vii].

 

Se han construido caminos en los cuales se aporta desde la coincidencia, como lo es la búsqueda de apoyos a la ley. Se bucean alternativas a la situación de ilegalidad y clandestinidad que significa la realización de un aborto, como lo son las nuevas experiencias de acompañamientos, socorrismos, lineas que brindar información segura, implementación de  consejerías pre y post aborto en el  marco institucional de la salud como en ámbitos de la sociedad civil, reconocimiento y recomendación por parte de la OMS al medicamento Misoprostol como apto  para la realización de abortos sin riesgo hasta la 12° semana de gestación, fallos judiciales que avalan la no punibilidad de abortos en casos de violación, pronunciamientos de los consejos superiores de las Universidades Nacionales, acompañamientos y visibilizacion por parte de organizaciones sociales en casos de abortos no punibles, información y  difusión del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria  del Embarazo en mesas informativas en  la vía pública, en diferentes ámbitos educativos , centros de salud, en los barrios entre otros.

 

Todas estas prácticas y estrategias se construyen en simultáneo al proceso en donde la cuestión del aborto encuentre su lugar en la agenda gubernamental lo que significará  su tratamiento, debate y discusión en el congreso que a su vez le puede otorgar su carácter de ley.

 

Desde el camino transitado por lxs diferentes actores las definiciones globales y amplias  acerca de las problemáticas que se traducen de la necesidad del aborto legal nunca fueron escasas, sino que se buscaron  definiciones y especificaciones que sostengan, argumenten y brinden soluciones al tema.

 

Según el trabajo de Ozslak y O’Donell un tema socialmente problematizado se transforma en cuestión y se instala en el debate público y ello a su vez da cuenta de las transformaciones sociales  en un contexto y proceso histórico determinado. En este sentido se puede considerar la presencia y crecimiento constante de las demandas del feminismo y su gran dinamismo social que fortalecen las luchas por el acceso a derechos y por la equidad entre géneros.

 

El proceso construido alrededor de la cuestión del aborto a partir del recorrido realizado desde  el estudio del proceso de formación de las políticas públicas cuenta con dos de los elementos necesarios para que una política pública sea viable:

 

1) Ser culturalmente y ampliamente  aceptada por diversos ámbitos de la sociedad civil y además  tener sustento teórico, en este caso la existencia del aval jurídico y la consideraciones de la OMS son argumentos válidos y de peso.

 

2) En la actualidad el tema del aborto legal en Argentina cuenta con la posibilidad  de tratamiento parlamentario y es allí que las actoras con peso argumental teórica, científica y práctica cuentan con una gran ventana de oportunidades para el logro de esta ley.

 

Haber logrado el acceso a la agenda no es accidental, no se explica por una decisión gubernamental, sino que es resultado de un complejo proceso que depende de la convergencia de problemas, soluciones, oportunidades de elección de lxs actores que forman parte de la cuestión.

 

A la espera del  tratamiento del proyecto de ley de IVE[viii] y su posible aprobación a nivel legislativo, los diversos ámbitos intervinientes ya están construyendo y garantizando su plena efectividad, antes de que el Aborto sea Legal, Seguro y Gratuito. Con estrategias y acciones que acompañan situaciones de clandestinidad de numerosas mujeres en situación de aborto mirntras que la cuestión del aborto se transforme en políticas y prácticas estatales.

 

La toma de posición por parte del Estado frente a la demanda social necesita una resolución y la  aprobación de la ley IVE marcará el inicio de un nuevo camino con el aval legitimador del Estado en el que la sociedad, en tanto actores sociales, no debe alejarse para garantizar el efectivo cumplimiento de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y de todas las personas con capacidad de gestar.

 

 

 

Bibliografía

  • Aguilar Villanueva, Luis. (1984) “El proceso de la política”. México.

  • O’Donell Guillermo y Ozslak, Oscar. (1981) “Estado y políticas estatales en América Latina: hacia una estrategia de investigación. Buenos Aires.CLACSO

  • Marta Vasallo, Compiladora. (2013) “Peripecias en la lucha por el derecho al aborto”. Religión y Sexualidad. Buenos Aires. IVOS

  • Peces-Barba, Gregorio (1998). “Las objeciones de conciencia”. Madrid. Ed Taurus.

  • Comisión de género del MST. (2012) “Mujer, violencia y capitalismo. De la opresión a la liberación. Buenos Aires. Ed. alternativa

  •  Guía para el mejoramiento de la atención post-aborto www.msal.gov.ar

  • Fundamentos y proyecto de ley  www.abortolegal.com.ar

  • Preguntas frecuentes acerca del aborto farmacológico (OMS) http://whqlibdoc.who.int

 

  Citas: 

 

[i]  Luis Aguilar Villanueva, Oscar Ozslak y Guillermo O’Donell

 

[ii] Según el Ministerio de Salud de la Nación, la tasa de mortalidad materna por 10.000 nacidxs vivxs trepo de 4.0 en 2009 a 5.5 en 2010.

 

[iii] Según la  OMS, Organización Mundial de la Salud, aborto riesgoso e inseguro es aquel practicado en condiciones sanitarias y de seguridad inadecuada e insuficiente, mediante la utilización de prácticas peligrosas, en recintos carentes de higiene y en la mayor parte de ocasiones realizado por personal médico no calificado.

 

[iv] Protocolo de CEDAW (Convención sobre la eliminación de todas formas de eliminación contra la mujer) que señala “El acceso de la mujer a una adecuada atención medica tropieza con obstáculos como las leyes que penalizan ciertas intervenciones médicas como es la interrupción del embarazo”

Convención Americana de DDHH (CADH) sostiene que cuando se enfrenta la cuestión del aborto, hay dos aspectos por destacar en la formulación del derecho a la vida en la convención. En su art. 4. “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho está protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción.” En primer término la frase <en general> en la sesiones  de preparación del texto del Pacto de San José de Costa Rica , que la Constitución Nacional Argentina incorporó en 1994, se reconoció que esa frase dejaba abierta la posibilidad de que los Estados Partes incluyeran en su legislación nacional “ los casos más diversos de aborto”.

 

[v] El caso de F.A.L fue paradigmático en el acceso al aborto no punible, la Corte Suprema de la Nación fallo a  favor de una niña con la sentencia denominada “Medida autosatisfativa del 13 de marzo de 2012 para la efectiva  interrupción del embarazo.

 

[vi]  En Pagina /12, “Barreras para el aborto no punible”, “Desafío a la corte suprema” Abril 2013 y “ Lo que se piensa no se dice en voz alta”. En TV Pública, “El debate: ¿hay que despenalizar el aborto?” Julio de 2011. En Clarín, Sociedad, Febrero de 2013. En la Nación, “Polémica por el caso de una de 11 años embarazada”, Abril 2013.

 

[vii] Si bien la lucha por el Aborto Legal en Argentina lleva al menos 30 años de organización y participación de espacios del feminismo, en este trabajo se destaca la formación del espacio” Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito” por su carácter de aglutinador de militancia, experiencias y acciones que llevaron que entre el año 2003 y 2004 bajo el marco del Encuentro Nacional de Mujeres de Rosario y Mendoza numerosas organizaciones a sienten las bases para el funcionamiento de esta campaña nacional y federal en la que convergen en la actualidad más de 600 organizaciones.

 

[viii] IVE,(Interrupción Voluntaria del Embarazo) el proyecto de ley  presentado en el Congreso Nacional por 5 vez  desde su primera presentación en el año 2007.

 

 

 

 

*Sandra Hoyos es militante feminista, educadora e integrante de la Campaña nacional por el Aborto legal, Seguro y Gratuito.

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

ULTIMAS PUBLICACIONES
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS
Please reload