UN VIOLADOR EN TU CAMINO: UN FENÓMENO MUNDIAL

La performance que surgió en Chile para denunciar el accionar del gobierno de Piñera, los carabineros y la justicia chilena durante el estallido social de los últimos meses se expandió por todo el mundo convirtiéndose, por un lado, en un himno internacional contra la violencia sexual y la displicencia del estado para resolver de fondo esta problemática, y por el otro lado, en un símbolo de apoyo y solidaridad de mujeres de todo el planeta con sus hermanas chilenas.

 

EL ESTADO REPRESOR ES UN MACHO VIOLADOR

 

Cada 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, se recuerda a las hermanas Mirabal que fueron torturadas, violadas y asesinadas por la dictadura de Rafael Trujillo en República Dominicana en la década del sesenta. Minerva, María Teresa y Patria conocidas como las mariposas, se transformaron en un símbolo de la lucha contra la violencia de género. Todos los años, las mujeres en todo el mundo salen los 25N a las calles a denunciar las distintas formas de violencia que sufren a diario.

Este año, en medio de la rebelión popular que protagoniza el pueblo chileno, alrededor de dos mil mujeres se concentraron el 25 de noviembre frente al Palacio de los Tribunales de Justicia para denunciar la represión, los asesinatos, los abusos sexuales y las violaciones a los derechos humanos del gobierno de Piñera y sus fuerzas armadas. Allí una profesora de la Universidad de Chile grabó y subió a sus redes sociales la coreografía de Un Violador en tu Camino creado por el colectivo feminista Lastesis.

El vídeo rápidamente se popularizó y cruzó las fronteras para ser exportado a México, Colombia, Perú, Argentina, Francia, España, Alemania, la India y Turquía entre otros que por un lado, se organizaron para solidarizarse con la lucha y la valentía de las mujeres chilenas y, por el otro, para denunciar la impunidad de los violadores en sus propios países. Días después, la performance se realizó en otros puntos estratégicos de Chile: el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, el Palacio de la Moneda y la simbólica Plaza de la Dignidad. 

La coreografía y la letra no son azarosas. Por ejemplo, como lo explica Página 12 (9/12), un violador en tu camino es una frase que es tomado del slogan que en los años noventa buscaba cambiar la imagen de los carabineros chilenos post Pinochet: “un amigo en tu camino”. Los ojos vendados con telas negras hacen referencia a la cantidad de manifestantes que perdieron su vista durante las represiones porque los pacos (policías) apuntan sus armas directamente a los ojos para dejar ciegos a quienes salen a protestar. El pañuelo verde es obviamente el símbolo de la legalización del aborto, las sentadillas reflejan el método de tortura más utilizado por las fuerzas represivas para revisar a las mujeres. El estribillo “Y la culpa no era mía, ni donde estaba, ni como vestía” trata de desnaturalizar frases del sentido común como “Ella lo provocó”, “Ella se lo buscó”, “Cuando una mujer dice que no, en verdad, quiere decir que si” que tratan de poner la responsabilidad en la víctima de la violación y apañar al violador.

 

LA REBELIÓN DE LAS MUJERES

 

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile posee 192 denuncias de violencia sexual desde que se produjo el estallido social (Infobae 10/12). Las mismas incluyen desnudos, tocamientos y violaciones.

A partir del ascenso del movimiento de mujeres en 2015, que dió inicio a la cuarta ola feminista de la historia, prácticas que siempre fueron silenciadas comenzaron a salir a la luz a través de fenómenos como el #MeToo (A mí también) en los Estados Unidos, #Cuentalo en el estado español luego del escandaloso fallo de la manada o el #MiráComoNosPonemos en Argentina. De esa forma, se rompía el pacto implícito de silencio del sistema patriarcal que protegía a los violadores e ignoraba o culpabilizaba a las victimas.

De la misma forma se convirtieron en un fenómeno mundial el paro internacional de mujeres trabajadoras de cada 8 de marzo que surgió como iniciativa de las polacas en el año 2016, el #NiUnaMenos de Argentina y el #VivasNosQueremos de México que comenzaron a denunciar los femicidios. O la conquista de la legalización del aborto legal, seguro y gratuito en aquellos países donde aún es clandestino y la defensa de ese derecho en aquellos lugares donde ya es legal.

Pero así como se extiende la lucha y la solidaridad también avanza la represión. En Turquía el gobierno de Erdogan reprimió y se llevó detenidas a un grupo de mujeres que estaban ensayando la coreografía de Un Violador en tu Camino en Estambul por considerarlo un delito que busca insultar al presidente y degradar a las instituciones del estado (BBC 9/12). Incluso, las jóvenes detenidas pueden ser condenadas a dos años de prisión. Pero también en Argentina ocurrió algo similar. En Lujan, familiares y agrupaciones de mujeres se manifestaban frente a la fiscalia para exigir justicia por la violación de una mujer por un grupo de hombres en la localidad. Hasta que la policía las empezó a reprimir fuertemente con balas de goma y gases lacrimogenos que dejó seis heridos que debieron ser hospitalizados. (Hoy Mercedes 6/12).

Sin embargo, a pesar de la represión, de las burlas y de la deslegitimización de todo lo que realizan por franjas de la sociedad e instituciones del estado, las mujeres siguen avanzando. Siguen avanzando para conquistar derechos que les ha sido negado por el sistema capitalista- patriarcal y en ese proceso, la cuarta ola feminista va revolucionando todo en su camino.

 

 

Escrito por: Iván Ponce, Estudiante de Comunicación (UBA)

Ivanponce1989@gmail.com

 

Galería: Camila Belizán cubriendo para FM LaUni 91.7  (ver)

 

Please reload

ULTIMAS PUBLICACIONES
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS
Please reload

  • ohmio cheto222
  • Facebook - Ohmio.Revista
  • Instagram - Ohmio.Revista