MERCANTE: ENTRE LA LUCHA DEL COVID-19 Y EL GERENCIAMIENTO

En estos días y en medio de la Pandemia del Coronavirus volvió a resurgir la preocupación por las intenciones de funcionarios del distrito y de la provincia de municipalizar el Hospital Mercante de José C. Paz. Hablamos con Norma Jaime, enfermera y referente de los trabajadores del hospital que nos contó sobre qué es la municipalización, cómo lograron frenarla, la importancia de que el Mercante siga siendo público y gratuito y sobre la actual situación del hospital que enfrenta el COVID-19.

 

Los trabajadores y trabajadoras del Hospital Mercante dieron un claro y contundente mensaje en defensa de la salud pública y gratuita y lograron torcerle el brazo a un nuevo intento de municipalizar la institución.

 

Luego de una asamblea masiva,  que expresó su rechazo al gerenciamiento, se conoció que el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires terminó reconociendo a la dirección votada por el propio personal. La asamblea fue realizada en el Helipuerto del hospital manteniendo las condiciones necesarias en el marco de la pandemia.

 

Norma Jaime asegura que es una conquista de los trabajadores que las autoridades del hospital sean elegidos por ellos mismos, a través de un consenso democrático, para evitar que no sea impuesto, desde afuera, un equipo de dirección ajeno al hospital. En la última elección participaron 500 profesionales que eligieron al doctor Rubén Etchichury como director.

 

Sin embargo, en un primer momento,  el Ministerio había desconocido la elección y pedido la renuncia de la nueva dirección para nombrar otra directiva con políticas privatizadoras: “Para poner gente de Cariglino y Schwap e implementar el arancelamiento” afirman.

 

¿QUÉ SIGNIFICA MUNICIPALIZAR EL MERCANTE?

 

Norma nos explica: “La municipalización significa el arancelamiento de la salud basada en el ejemplo de Malvinas Argentinas”.  “En la actualidad, el Mercante, que depende de la Provincia, es el único hospital de la zona que garantiza el derecho a la salud a la población paceña como también a los habitantes de distritos vecinos de forma pública y gratuita”.

 

La “malvinización de la salud” consta del desmantelamiento de la salud pública para convertirla en un negocio que se financia a través de la coparticipación, los convenios con las obras sociales y el arancelamiento de las prestaciones a la población. Es ni más ni menos, que un paso más a la privatización de la salud.

 

Este modelo de salud que crearon Jesús Cariglino y su ministro  de salud, Hugo Schawp fue replicado en varios distritos como Pilar, Merlo o Escobar donde se cobran aranceles a quienes no tienen obras sociales o a quienes no pertenecen al municipio violando el libre acceso a la salud.

 

En José C. Paz, municipalizar el Hospital Mercante es un viejo anhelo del intendente Mario Ishii. Nunca pudo lograrlo por la lucha que han dado las trabajadoras y trabajadores de la institución que frenaron cada embestida.

 

“Hemos enfrentado los intentos de arancelamiento de la única forma que tenemos los trabajadores de enfrentar a las patronales. A través de asambleas donde nos organizamos y tomamos medidas en conjunto” nos dice Norma. “Nos hemos tenido que organizar y salir a luchar cada vez que asumió un nuevo gobierno. Incluso tuvimos que enfrentar a patotas del municipio que en 1997 y en el 2004 quisieron tomar el hospital por la fuerza”.

 

Esta imposibilidad de quedarse con el Mercante, llevó a que a partir del 2016 el intendente construyera seis hospitales especializados. Que se sumaban a los que ya existen como el Odontológico y el Oftalmológico. Para esas obras, Ishii convocó ni más ni menos que a Hugo Schwap.

 

Sin embargo, tampoco pudo aplicar el proyecto a fondo. Porque el plan consistía en el cierre de los centros de atención primaria de salud quedando en pie solo algunas en zonas periféricas. La asamblea contra el cierre de las salitas logró que las mismas sigan funcionando. Aunque en lo que sí avanzó el intendente es en su vaciamiento para abastecer a los hospitales de emergencia.  

 

EL MERCANTE Y EL CORONAVIRUS

 

Y no podíamos terminar la conversación sin preguntarle a Norma Jaime en las condiciones en las que se encuentra el Hospital Mercante para enfrentar la pandemia del COVID-19. Ella nos transmite tranquilidad: “En la región es el que mejor está preparado gracias al compromiso de todos los trabajadores. Contamos con los recursos humanos, insumos y materiales para una primera etapa. Aunque no las suficientes, pero hay. Nosotros hemos reclamado y denunciado los faltantes a través de asambleas y comisiones para exigirle los elementos a Provincia y a la dirección. En el hospital, además, hay un sector exclusivo para la atención de los enfermos de Coronavirus”.

 

Sin embargo aclara: “El ministerio envía insumos de mala calidad y según las proyecciones de los epidemiólogos no hay suficientes materiales e insumos para que nosotras podamos trabajar con seguridad”. “A esto hay que sumarle el vaciamiento que venimos sufriendo desde hace años”. Vaciamiento que comprende cada vez menos especialistas y servicios, falta de insumos y bajos salarios que son productos de los recortes presupuestarios a la salud pública para impulsar la salud privada.

 

Sin embargo, en este momento, profesionales del Hospital Mercante denuncian que los cuatro trabajadores que se encuentran aislados por posible contagio de Coronavirus no fueron sometidos al hisopado para testeo de Covid-19.  Parte del reclamo menciona “por contacto con paciente que dio positivo 4 enfermeros, un camillero, un trabajador de cocina y 2 de limpieza se encuentran en situación de probable contagio. Se encuentran aislados en cuarentena, sin embargo, no se le realizan los test. Gravísimo. Rogamos difundir” por lo que serían más los profesionales involucrados pero solo cuatro se encuentran aislados.

 

Además denuncian que “por cada testeo el médico debe pedir previa autorización a un funcionario público (del área de Primer Nivel). Es decir: Los posibles casos a confirmar en manos de la burocracia estatal. Sin ese consentimiento aprobado; No se está tomando muestras nasofaríngeas.”

 

Antes de finalizar la charla, Norma se entera que el ministerio confirma y valida a la dirección que ellos votaron. “Ahora seguiremos por lo que falta” anuncia. “Felicitaciones a todos y cada uno de nosotros, porque hoy más que la defensa de una dirección, lo que realmente ganamos es haberle torcido, una vez más, el intento del municipio de querer gerenciar nuestro hospital. Cuando nos juntamos y movilizamos el triunfo siempre es seguro”.

 

Por: Iván Ponce

 

 

 

 

 

Please reload

ULTIMAS PUBLICACIONES
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS
Please reload

  • ohmio cheto222
  • Facebook - Ohmio.Revista
  • Instagram - Ohmio.Revista
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now