• ohmio cheto222
  • Facebook - Ohmio.Revista
  • Instagram - Ohmio.Revista

LA MORAL Y LA ESTÉTICA DE NORDELTA

Los particulares códigos visuales de "la cheta de Nordelta" dejaron de lado algunos detalles sobre las construcciones de los barrios privados. Si tomar mate es un símbolo de "la Argentina grasa", informarse con esta nota le causaría un infarto a la cirujana.

 

Por Nahuel Godoy

 

 

LA MORAL

 

El Nordelta es un barrio – ciudad - pueblo – country, fué un proyecto que se aprobó en 1992 por la provincia de Buenos Aires, con ideas importadas de Europa y EE. UU. Se pensó en una ciudad que cumpla con requisitos acorde a una demanda de ciudad moderna, verde, que satisfaga las necesidades de una sociedad ascendente que entraba en la globalización.

 

Previamente, Eduardo Constantini,  desarrollador urbano y multimillonario adquiere las tierras en la década del 70 a un precio sumamente bajo, por el hecho de que las tierras “eran un pantano”. Técnicamente humedal, que cumple una función natural en el ecosistema, ya que filtra aguas, las purificas y previene inundaciones: “Los humedales son las áreas donde el agua se encuentra con la tierra. Son áreas donde se acumula el agua o se inundan en algunos períodos. Están entre los ambientes más productivos del mundo, llenos de biodiversidad. Son el hogar de numerosas especies de flora y fauna y además brindan importantes beneficios económicos y sociales a las personas.”

 

En poco tiempo, Nordelta se consolida dentro del municipio de Tigre, con más de 30.000 habitantes  es declarada Localidad y pelea por ser totalmente autónoma del distrito que regentea Sergio Massa. ¿Hace falta aclarar qué el crecimiento de Nordelta es acompañado por la pérdida de los humedales naturales? ¿Sabrá la cirujana con que materia fue rellenado el humedal?

 

La desigualdad urbana es un hecho constante en el paisaje conurbanesco, no necesariamente las fracturas sociales se representan monetariamente, sino que el lugar donde se emplazan las viviendas también fomenta la distinción entre unos y otros habitantes. Muchas de esas distinciones no se dan intra muros, en nuestros barrios encontramos zonas mejor equipadas, barrios de “clase media” (por decirlo de alguna manera), barrios populares, de trabajadores, villas y asentamientos. Todas conviven y se entre cruzan en los centros comerciales, escuelas, salitas, padecen los mismos problemas urbanos, de tránsito, etc. Sin embargo, a partir de la década del 80´ una nueva tendencia se expresa en barrios donde directamente todos sus habitantes son iguales. Ya no comparten escuelas, hospitales y mucho menos problemas urbanos. Tendencia que viene de la mano con muchísimos factores sociopolíticos y económicos, que enumerarlos nos distraería del eje, usted buen lector anhelante de mundo, entenderá solamente con nombrar a modo de ejemplo algunos ítems: caída del muro de Berlín, década del 90, revolución productiva, Consenso de Washington y la lista sigue.

 

 

LA ESTÉTICA VISUAL

 

En términos urbanos visuales y estéticos, los barrios cerrados fragmentaron zonas urbanas de expansión, específicamente segunda y tercera corona del conurbano. La puja por el acceso al suelo comienza a darse entre ricos y pobres – barrios privados vs. tomas de tierra – se juzgan a los segundos, pero jurídicamente los primeros se encuentran más por fuera de la ley que los segundos, a los tomadores de tierra, de última los ampara la constitución. Los primeros tienen los recursos económicos para adquirir una porción de ciudad formal, sin recaer en las estafas (o complicidad) de los loteos clandestinos realizados por desarrolladores urbanos.

 

Visualmente a los pobres, a la gente de laburo y a píe, los barrios cerrados arrinconan sus deseos y sueños de ciudad moderna y formal, creando grandes barreras urbanas. Estéticamente en la ciudad colectiva se crearon grandes manchones urbanos, donde estos macizos de tierra demográficamente bajos en poblacioón, interrumpen el derecho a la circulación, se adueñan de calles, arroyos, lagunas, espacios verdes, tierras productivas. Y todo de manera ilegal o en connivencia con algún funcionario de turno, que sólo con “rosquear” y “arreglar” a nuestros ediles, se aprueban por normativa municipal proyectos de extraña naturaleza y calaña, por lo que moralmente tampoco cumplen con las normas de buenos humanos.  Kant a febrero.

 

Es notable, como la empresa AYSA (pública) se preocupa por la calidad de vida de los miembros modernos y notables de la ciudad – pueblo, al punto que se encargó de llevar agua potable y cloacas para que no sufran el flagelo injusto de no acceder a los servicios básicos y vitales para el desarrollo de las familias argentinas. Mientras tanto en el resto del partido de Tigre solo el 36% de la población accede a la red de agua potable y el 17 % al servicio de cloacas (el censo es a todo el territorio, por lo que a los cómputos finales de servicios entran también los countries, no resulte extraño que estos porcentajes correspondan a ellos). Pero, hay que hacer todo lo posible para mantener la moral bien alta de nuestros amiguitos. Copiado de su página web: “Infraestructura de servicios diseñada y ejecutada con los más altos estándares de calidad, y con un especial cuidado de la estética. Nordelta cuenta con una subestación transformadora de alta tensión de Edenor, y redes subterráneas de media y baja tensión que permiten el adecuado suministro a sus usuarios (…) ​Redes y Servicios (empresa relacionada con Nordelta) presta servicios desde sus orígenes, de agua potable y cloaca, ​cuenta asimismo con una red de riego ​específica e ​independiente. AySA comenzara ​en breve ​a prestar servicios de agua potable al conectarse con las redes locales.”

 

Con slogans como “El vivir muy bien” o “La tranquilidad de la naturaleza y la comodidad de la ciudad”, Nordelta sale al mercado a buscar buena gente, que busca cumplir el sueño de su casa propia. Entre sus variedades ofrece lotes con salida al Río Lujan, con lago propio, canchas de golf, yacht exclusivo. Pero sobre todo un entorno tranquilo y de pueblo. Sin embargo, a metros del exclusivísimo barrio, se encuentra el barrio de Las Tunas, un barrio de obreros, sectores medios y mucha pobreza. Es noticia el barrio cada mal temporal o cada sudestada por los grandes inundaciones que causa. Es sabido que el agua siempre busca el nivel. En estos casos, las aguas que terminaban en los humedales ahora se vuelcan en las viviendas de los vecinos.

 

La estética visual la cirujana la dejo en la puerta del barrio (privado) no se preocupa, porque no los puede ver. Seguramente de autopista Panamericana debe acceder por el camino Bancalari, que se hizo pura y exclusivamente para los miembros moralmente aptos. Los desarrolladores no son tontos y todo el camino de acceso se encuentra amurallado, enrejado y estéticamente diseñado para que no se vea ¿Quién? La pobreza. Pobreza espacial, causada seguramente por ellos mismos. Esto del merito propio...

 

 

 

 

 

Please reload

ULTIMAS PUBLICACIONES
Please reload

ENTRADAS RELACIONADAS
Please reload